Historia

Las primeras experiencias de comercio alternativo se ubican en Estados Unidos, alentadas por grupos religiosos, a finales de la década de los 40´s, cuando organizaciones como Ten Thousand Villages y Sales Exchange for Refugee Rehabilitation and Vocation SERRV compraron productos a pequeños artesanos de Puerto Rico y a refugiados de la segunda guerra mundial (WFTO, 2011). En 1958 se abrió la primera tienda formal de comercio justo en Estados Unidos.

En Europa a finales de los años 50 Oxfam UK (Comité de Oxford de ayuda contra el hambre), comenzó a vender productos de refugiados chinos. Iniciativas similares se dan de manera paralela en los Países Bajos y Holanda, lo que impulsa la creación en 1967 de la primera organización importadora Fair Trade Original.

En 1969 se inaugura la primera tienda del “Tercer Mundo” como punto de venta para los productos del sur y rápidamente se convierten en una red de tiendas que actualmente se halla en 20 países. Estas tiendas además trabajan en campañas de concientización a nivel de consumidores, dando a conocer información sobre la producción, los productores y sus condiciones de vida.

El término comercio justo apareció en la primera conferencia de la Organización de Comercio y Desarrollo de las Naciones Unidas (UNCTAD) de Ginebra, en 1964, cuando los países No Alineados ponen en cuestión los términos injustos en los que se desarrolla el comercio internacional, y reclaman dar mayor importancia al establecimiento de las relaciones comerciales igualitarias entre los países del Sur y del Norte bajo el lema Trade, No Aid (Comercio, no Ayuda) (Cotera et.al, 2009:19).

Esta forma alternativa de comercio alentó a varias organizaciones no gubernamentales (ONG) de África, Asia y América Latina a fortalecer procesos de apoyo y asesoría a pequeños productores con la finalidad de establecer vínculos con las organizaciones del Norte.

El comercio justo se amplió y en 1973, Fair Trade Original, en los Países Bajos importó de Guatemala el primer café “comercializado con justicia”, a partir de ello productos se han diversificado e incluye productos como el té, cacao, azúcar, vino, jugos de frutas, nueces, especias, arroz, algodón, flores, etc., lo que ha permitido también nuevos mercados a nivel de instituciones, supermercados y tiendas especializadas.

 

Translate »